Lavanda - Aceite esencial - 12ml

€18,90 Oferta Ahorras
Tamaño

El artículo está en stock Sólo 0 quedan en el inventario El artículo está agotado El artículo no está disponible

Aceite esencial Bio de Lavanda (Lavandula angustifolia).

100% puro y ecológico.

La esencia concentrada de plantas aromáticas, ejerce una acción global en la armonía del individuo ayudando a su bienestar.

PROPIEDADES: Efecto calmante, sedante. Regenerador cutáneo. Eficaz cicatrizante. Antiséptica. Antidepresivo.

INDICACIONES: Acción relajante, ansiedad/ insomnio/ estrés. Favorece sueño.Depresión,nerviosismo. Quemaduras/ prurito/ eczema/ dermatitis.

FORMATO: 12ml. Uso interno-externo

• Sus potentes propiedades antisépticas ayudan a tratar quemaduras menores, cortes y rasguños.

Indicado también para el tratamiento de infecciones bacterianas.

• Ayuda a reducir la inflamación provocada por golpes, heridas…

Eficaz para aliviar el dolor de cabeza, migraña.

• Favorece la cicatrización y resulta muy eficaz en el tratamiento de un amplio espectro de dermatitis.

• El aceite esencial de lavanda está indicado para las quemaduras asociadas a una exposición prolongada al sol.

• En el  caso de reumatismo, artritis y tendinitis es recomendable para aliviar el dolor y la inflamación.

SOBRE LA MENTE

Ideal para acabar el día y liberar tensiones acumuladas. Ayuda a la relajación y a conciliar el sueño.

COSMÉTICA NATURAL

• El aceite esencial de lavanda favorece al  equilibrio de la piel porque actúa regulando la producción del sebo natural. De manera que, en pieles secas ayuda a aumentar la producción de sebo y en pieles grasas la inhibe.

Su uso es apto para todo tipo de pieles, incluso para las pieles delicadas de bebés, ancianos…

• Indicado para el tratamiento de acné leve y también en casos más severos con presencia de forúnculos

Puedes utilizarlo de manera individual o combinado con otros aceites esenciales para potenciar los efectos positivos en el tratamiento de un problema.

SOBRE EL CUERPO

• Para tratar heridas, cortes, granitos o forúnculos aplica 1-2 gotitas sobre la zona afectada. Si la zona a tratar es extensa NUNCA lo usaremos puro. En ese caso, es mejor añadirlo a un agua floral, por ejemplo de manzanilla.

•  Está indicado para tratar la mayoría de las dermatitis. Añade 10-15 gotas de aceite esencial de lavanda a 25 ml de aceite de hipérico y aplica en las zonas afectadas.

• Baño refrescante para después del sol: Diluye en 5 ml de aceite de almendras 4 gotas de aceite esencial de lavanda y 1 gota de manzanilla. Añade esta mezcla al agua templada de la bañera, esto calmará tu piel.

– Gel calmante: a 10 ml de extracto de aloe vera añade 5-6 gotas de aceite esencial de lavanda. Mézclalo en la palma de las manos y aplícalo sobre la piel enrojecida.

Para aliviar la migraña añade a una compresa humedecida con agua floral de manzanilla unas gotitas de aceite esencial de lavanda. Aplícalo sobre la frente y la nuca

•  Alivio del dolor asociado a la artritis, tendinitis… Prepara una mezcla con 50 ml de aceite de avellana, 10 gotas de aceite esencial de lavanda, 10 gotas de lemongrass y 10 gotas de bergamota. Aplícalo en forma de masaje siempre que lo necesites.

SOBRE LA MENTE

• Calmante nocturno: Prepara una mezcla con 25 ml de aceite de almendras, 8 gotas de aceite esencial de lavanda y 7 gotas de aceite esencial de manzanilla. Frota un poco en el pecho y en el plexo solar antes de ir a la cama.

•  También puedes añadir a un bol de agua caliente 2 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 gotas de eucalipto. Colócalo junto a la cama, así inhalarás los aromas toda la noche.

* Vierte 4 gotas de aceite esencial de lavanda sobre tu almohada; te ayudará a conciliar el sueño.

COSMÉTICA NATURAL

• Cutis seco: añade a 25 ml de aceite de rosa mosqueta 3-5 gotas de aceite esencial de lavanda y aplícalo sobre el rostro antes de ir a la cama.

• Pieles con acné:

– Sauna facial: Vierte 2 gotas de aceite esencial de lavanda y 1 gota de aceite esencial de limón en un recipiente con agua caliente. Cúbrete la cabeza con una toalla y mantén los ojos cerrados. Al terminar, tonifica tu cara con agua floral de lavanda. Repite cada dos semanas para casos de acné más severo.

– Loción limpiadora: Añade a 50 ml de agua floral de mejorana 5 gotas de aceite esencial de lavanda, 3 gotas de árbol de té y 2 gotas de aceite esencial de limón. Agítalo bien y aplícalo sobre el rostro con un disco de algodón dando ligeros toques sobre los granos.

Aceite facial antiacné: Diluye en 25 ml de aceite de almendras 2-3 gotas de aceite esencial de lavanda y 1-2 gota de aceite esencial de limón. Aplica una pequeña cantidad sobre el rostro, cuello y espalda antes de ir a la cama.

• No apliques nunca aceites esenciales puros sobre la piel, salvo que así se indique. En uso tópico aplícalo siempre junto a un vehículo portador (aceite vegetal, hidrolato…).

• No ingerir directamente. Mézclalo siempre con algún otro alimento sólido o líquido, como miel, sirope, infusión, zumo, galleta…

– En caso de enfermedad o dolencia crónica, o con cuadro más complicado siempre hay que seguir la prescripción del médico o terapeuta.

– Mantén los aceites esenciales lejos de los ojos y fuera del alcance de los niños.

– Evita el uso de aceites esenciales cítricos en caso de exposición solar antes de las cuatro horas.

En caso de embarazo prestar atención al mes de gestación para saber qué aceites esenciales son los recomendados y cuáles las dosis.

  Seguir siempre las recomendaciones y prescripciones de tu médico y aromaterapeuta.

– En caso de epilepsia no utilices aceites esenciales, salvo por prescripción de un aromaterapeuta o médico.

– Los aceites esenciales son inflamables, nunca los pongas sobre una llama o cerca de ella.

La información proporcionada sobre usos y aplicaciones de los aceites esenciales es orientativa y de carácter informativo. No nos hacemos responsables de su uso inadecuado, ni puede ser calificada como una información médica, ni comprometer nuestra responsabilidad legal. Para más información consulte a su médico o terapeuta.